Como hacer budín de pan

Esta receta es la de mi abuela, si, así como lo lees, mi abuela hizo la donación para la página y les traemos la receta de ella.

Debo confesar que yo intenté hacerla y nunca me quedo igual, digamos que la mano de la abuela es la de la abuela y tiene ese secreto que por más que yo lo escriba acá, nunca sale igual.

Pero les aseguro que vale la pena hacer el intento!

Si te animas y prometes no contarles a todos que ésta es la receta de mi abuela, acá te la comparto.

Para 8 porciones vamos a necesitar:
500 gr. de miga de pan
1 1/2 lt. de leche
5 huevos
2 yemas
200 gr. de azúcar
ralladura de 1 naranja
70 gr. manteca derretida
150 gr. pasas de uva sin semillas
chorrito de vainilla
caramelo para el molde

En un bowl grande remojar la miga con la leche y desmenuzarla.  En otro
bowl batir los huevos y las yemas con el azúcar.

Agregar la miga remojada.  Perfumar con la ralladura y la vainilla, incorporar la manteca derretida  y las pasas de uva.  Unir bien.  Volcar la preparación en un molde acaramelado.  Hornear a 180º a baño maría durante 45 minutos hasta que esté firme.

Para hacer el caramelo aca te dejamos la receta también de mi abuela!

Lo que vamos a necesitar para hacerlo es:

200 gr. azúcar

60 cc. de agua

 

Para hacer este caramelo vamos a utilizar una sartén, si tienes una con teflón es mucho mejor ya que esto evitara que se pegue, y por lo tanto va a ser más fácil que se deslice y poder utilizarlo en su totalidad, esto también evitara que luego tengas que frotar la sartén a la hora de lavarla, ya que con agua caliente se despegará fácilmente.

En caso que no tengas una de teflón, vas a utilizar cualquiera, pero siempre teniendo en cuenta retirar el caramelo cuando está caliente para evitar que se pegue después.

 

Lo que vamos a hacer es colocar los 200 gr. de azúcar y los 60cc. de agua. en la sartén a un fuego medio tirando a bajo, esto va a darnos la posibilidad de un mayor control del azúcar y evitar que se nos queme.

 

No lo vamos a mover, ni revolver y lo dejaremos ahí hasta que tome un color marrón claro.

 

Cuando tome este color, con una cuchara de madera o de silicona, vamos a ir revolviendo despacito para que se integre el agua con el azúcar, el secreto de esto es no dejar oscurecer mucho ya que puede quedar amargo y habría que volver a hacerlo.

 

Cuando tomo el color dorado, ahí retiraremos del fuego y lo utilizaremos para lo que necesitemos, si es para colocar en algún molde lo vamos a hacer inmediatamente mientras el caramelo esta líquido.

 

Ahora no tienen excusas! El budín de pan de mi abuela es de ustedes!

A disfrutarlo!!!