Como generar estampados en telas

Para generar estampados en tela fácilmente, vas a necesitar pocos elementos.

Lo primero que vamos a necesitar es el motivo o estampado que vas a querer llevar a la tela.

Para ello, vamos a conseguir un chapón con el estampado deseado.

Una vez que tengas este chapón, vas a elegir la tela, el color de la tela y el color de la pintura con el que quieres que ese motivo quede. Recuerda que los colores deben ser compatibles ya que si le pones un color muy clarito sobre una tela muy oscura puede que no se vea el motivo o que no quede como tú deseas.

También vamos a necesitar un rodillo y un recipiente, en lo posible chato, donde vamos a colocar la pintura y luego vamos a pasar el rodillo.

Ahora que ya tenemos todos los elementos, lo que vamos a hacer es sujetar la tela con cinta en los bordes sobre un lugar que si se llega a pasar la pintura, no haya problema que se manche.

Una vez que ya está sujetada la tela lo que vamos a hacer es colocar el chapón contra el borde superior de la tela. Y con el rodillo vamos a pasar por sobre el chapón varias veces asegurándonos que todos los huecos sean cubiertos de pintura, incluso puedes pasarlo dos o tres veces.

Una vez que terminaste vas a desplazar el chapón cuidadosamente hacia abajo o hacia el costado teniendo en cuenta las distancias del estampado.

Vas a repetir este procedimiento hasta que hayas cubierto toda la tela. Recuerda que cuando retires el chapón puede filtrarse pintura por la tela, por lo  que te aconsejamos realizarlo muy cuidadosamente para evitar estas filtraciones.

Cuando se haya secado todo, retiramos las cintas con las que sujetamos la tela, y esos espacios en blanco los volvemos a pintar con la pintura para que quede bien prolijo.

Esperamos que puedas poner esta idea fácil y útil en práctica.