Como preparar un baño de inmersión

Si estás cansado, agotado y necesitas unos minutos de relajación, nada mejor que un baño de inmersión para poder recomponer tu cuerpo y mente del stress diario.

Hoy te vamos a contar algunos secretos para que tu baño de inmersión sea el momento que estabas esperando.

Antes que nada asegúrate de desconectar teléfonos, celulares y portero eléctrico para que nadie te moleste. Luego busca una buena música de relajación, para ello puedes usar spotify que tiene excelente selección de temas para relajarse, si quieres puedes encontrar dentro de nuestra página como escuchar música en spotify.

Luego trata de conseguir una almohada inflable o alguna toalla bien mullida que sirva para apoyar la cabeza, muchas veces y después de un tiempo, el borde de la bañera resulta ser un poco duro para relajar el cuello completamente.

Al agua le vamos a incorporar algunos buenos productos, entre ellos pueden ser, sales y espuma de baño. Estas se pueden conseguir en varias cadenas de productos e incluso en las perfumerías, recomendamos buenos productos para que aproveches el tiempo y tu piel también pueda ir hidratándose.

Vamos a llenar la bañera con agua, pero esta, no debe ser ni demasiado caliente ni demasiado fría, pero si tiene que ser lo suficientemente caliente como para que la temperatura dure durante los 20 minutos que durará el baño. Recuerda poner un tapón que no se mueva y no sea demasiado pequeño por donde puede filtrarse el agua.

Para chequear la temperatura, te recomendamos que pruebes con el pie y no con la mano, como habitualmente se hace, dado que el pie, termina siendo un termómetro de todo tu cuerpo.

A medida que vas a ir llenando la bañera, vamos a incorporar las sales y luego la espuma. La idea de poner la espuma bajo el chorro de agua, hace que se genere mayor cantidad de espuma.

La bañera debe llenarse ¾ partes, dado que cuando nos sumerjamos dentro del agua, esta puede rebalsar y no queremos que el baño quede todo mojado.

Una vez que está en el nivel indicado, prenderemos la música, si gustas puedes apagar las luces e iluminar solo con velas aromáticas y no queda más que sumergirte y disfrutar este momento, del aquí y del ahora.

Una respiración profunda también ayuda a relajar el cuerpo.

Esperamos que lo disfrutes y encuentres el descanso que estabas buscando.