Guiso de lentejas
Para el frío o el calor, con tormentas o con sol, nada mejor que comerse un rico guiso de lentejas.

Esta típica receta tradicional además de ser una fuente de vitaminas nutritivas, resulta ser riquísimo. Los aportes que dan las lentejas son ideales para los más chicos y para los no tan chicos.

Recuerda que para que las lentejas estén tiernas al momento de la cocción deberás dejar las lentejas remojándose en agua tibia durante toda la noche anterior, esto hará que ellas pierdan la dureza y que su digestión luego resulte mucho más fácil.

Para este guiso de lentejas para 4 personas vamos a necesitar lo siguiente:

500 gr. de lentejas

1 cebolla mediana

150 gr. de panceta ahumada

1 chorizo colorado

Caldo cantidad necesaria

3 cucharadas de aceite, sal y ají molido.

Hervir las lentejas en abundante agua con sal, hasta que estén a media cocción (unos veinte minutos).

Cortar la panceta en bastones y dorar en una cacerola con un poquito de aceite.

Agregar la cebolla y cocinar hasta que transparente.

Incorporar el chorizo cortado en rodajas finas, agregar las lentejas previamente coladas y caldo hasta cubrir.

Condimentar con sal si fuera necesario y ají molido.

Cocinar revolviendo de vez en cuando hasta que las lentejas estén tiernas y el guiso algo espeso, cuidando que no se seque durante la cocción, agregando caldo si fuera necesario.

Recuerda que siempre quieras que el sabor sea más contundente, lo puedes realizar un día anterior. Por ejemplo si tienes invitados a para la cena, puedes hacerlo al mediodía y dejar reposar, de esta forma la mezcla de sabores quede más impregnada.

De la misma forma si tus invitados vienen para almorzar, quizá te conviene hacerlo la noche anterior y dejar reposar toda la noche para que este más sabroso.

Esperemos que te guste esta nutritiva receta y la puedas compartir con un rico vino tinto.

 

Recuerda compartirla en tus redes sociales.