ADELGAZAR CON LA LUNA. DIETA DE LA LUNA

 

La dieta de la luna es un método revolucionario según el cual usted desintoxica su cuerpo y fomenta la pérdida de peso hasta una cantidad de 2 a 3 kilogramos por día, si usted sigue la dieta exactamente.

 

Un día de ayuno ha probado ser un camino genial para desintoxicar su cuerpo y mejorar su inmunidad. El secreto de este proceso es el indicar que solamente líquidos pueden ser consumidos; y solamente coincidiendo con los cambios en el ciclo de la luna.

 

El ayuno que hacemos nos permite eliminar de 1 a 3 Kg. y a su vez desintoxicarnos eliminando una cantidad de desechos metabólicos. Debe realizar un ayuno durante 26 horas a partir del cambio de fases de la luna, es decir un día completo más 2 horas.

 

Durante este período se debe ayunar y beber solamente líquidos. El efecto es desintoxicar el organismo y bajar hasta 2 Kg. Esta dieta si bien No es peligrosa ya que se trata de un ayuno de un solo día, Siempre es recomendable que consulten con un médico antes de hacerlo; en especial si tienen diabetes, gastritis, hipoglucemia, problemas renales o cardíacos. Se permite: Agua mínimo 2 litros, si desea agua mineral. Cualquier infusión, preferible aguas aromáticas si azúcar, té verde o de jazmín. Jugos de fruta natural totalmente colados, sin pulpa y sin la fibra.

 

Caldos de verduras caseros o dietéticos colados. Ensalada de verduras de dos componentes, sin aderezos solo limón. SE DEBE EVITAR: Consumir sal, azúcar, grasas, caldos en cubitos o concentrados. Jugos con pulpa y azúcar agregada. Derivados de la leche o lácteos, ni siquiera yogurt dietético. El cuerpo humano, adulto está conformado en más de un 70-80% por agua, esta es la razón de que los cambios de fase lunar influyan tanto en nosotros y que sean esos días los ideales para llevar a cabo una dieta líquida.

 

Durante la dieta de la luna no sólo se pierde peso sino que el organismo se limpiará de deshechos y toxinas lo que mejorará la salud en general y eso se reflejará en la piel que se verá limpia, hidratada y luminosa. La dieta de la luna se puede realizar también en creciente y menguante pero sin tanta efectividad como en las fases de nueva y llena.

 

Es recomendable que mientras dura su dieta procure estar en reposo, para guardar energías y evitar que el cuerpo se debilite.